En el artículo anterior hablamos de la cuarta recomendación en el sector industrial basada en IA, en este artículo describimos la quinta recomendación a tener en cuenta.    

Haga pasos pequeños y rápidos a través de los pilotos, las pruebas y las simulaciones, IA no requiere grandes inversiones iniciales, pero la agilidad es un requisito previo para el éxito.

Si desea aprovechar eficazmente el poder de la IA dentro de su propia empresa, necesita adquirir experiencia lo antes posible. Como se mencionó anteriormente, las interfaces de programación básica se pueden obtener a bajo costo o incluso de forma gratuita y, si es necesario, se puede acceder a la potencia computacional a una escala mayor a través de soluciones basadas en la nube. Las empresas pueden acumular conocimientos iniciales del proceso con la ayuda de terceros a la vez que mantienen la propiedad de los datos subyacentes y el conocimiento del dominio.

Las mejores prácticas para la implementación de IA dentro de una empresa se basan en una administración ágil y una mente abierta sobre el poder real de la IA. Descuidar ambos es una trampa típica e impide un viaje exitoso. Los pasos pequeños y rápidos asegurarán el enfoque correcto, por ejemplo, a través de pilotos basados ​​en simulación que permitan a las empresas probar rápidamente las estimaciones de impacto en el caso de negocios.

Las empresas de mejores prácticas crean grupos de tareas de IA multifuncionales que pueden prototipar una solución en una a tres semanas dado que los datos están disponibles, probarlos con las unidades de negocio y decidir cómo proceder. Naturalmente, el cronograma piloto exacto depende del alcance del proyecto, pero un enfoque ágil garantizará un uso eficiente de los recursos.

Para obtener lo mejor de IA a largo plazo, también se requiere una cultura organizacional abierta a la colaboración de humanos y máquinas. La confianza es un factor clave aquí. Debido a la interacción de entrenamiento e inferencia en IA, la relación entre el funcionamiento interno de una máquina y los resultados que produce puede volverse bastante oscura.

En lugar de los pasos predeterminados de un algoritmo, es, en cierto sentido, la información utilizada para entrenarlo lo que conduce a un determinado resultado. Los seres humanos necesitarán algún tiempo para adaptarse a este cambio de paradigma. Por lo tanto, la creación de una cultura lista para la IA debería ser una prioridad desde el principio.

It Process es una empresa que está a la vanguardia de las nuevas tecnologías, capaz de adaptarse al cambio y ofrecer las mejores soluciones a nuestros clientes. Visítanos en http://itprocess.cloud/.