Las computadoras nos han ayudado a realizar cálculos complejos que van desde el análisis del espacio hasta el estudio de partículas subatómicas. Cuando se trata de contar, calcular y seguir instrucciones lógicas precisas las computadoras superan y por mucho las capacidades de cualquier humano.

Pero aunque las computadoras tengan ciertas capacidades por lo general no las consideramos “inteligentes”, tradicionalmente las computadoras no han podido realizar nada por sí mismas sin que sean enseñadas (programadas) por humanos. Es en este punto donde el Machine Learning intenta proveer una solución.

Hasta ahora, si una computadora tuviera acceso a todas las imágenes del mundo no podría hacer nada que consideremos “inteligente”, por ejemplo sólo podría decirnos cuáles imágenes son de gatos si antes se lo hemos definido foto por foto.

Con Machine Learning se podría mostrarle a la computadora algunos ejemplos de imágenes de gatos y la computadora encontraría por sí misma las demás imágenes que cumplen con ese patrón que le  hemos enseñado. Se dice que la computadora “aprendió” a reconocer fotos de gatos.

Es este tipo de problemas son los que el Machine Learning trata de resolver. En su forma más simple, el Machine Learning trata de enseñarle a las computadoras a aprender de la misma forma que aprendemos nosotros,  interpretando los datos del mundo que la rodea, clasificando la información, encontrar patrones y aprender tanto de aciertos como de los errores.

El Machine Learning es un subconjunto de lo que se conoce como Inteligencia Artificial.

 

¿Qué se puede lograr con el Machine Learning?

 

La aplicación del Machine Learning está apoyando el avance en muchos campos de la humanidad tanto sociales como industriales.

Por ejemplo, en medicina, el Machine Learning se está aplicando al análisis del genoma humano para ayudar a los médicos a comprender y predecir cómo se propaga el cáncer y ayudar al desarrollo de tratamientos más eficaces.

Datos espaciales se recogen en tierra a través de radiotelescopios gigantes, datos que luego de ser procesados con Machine Learning ayudan a descifrar enigmas como la de los agujeros negros.

En el sector comercial, el Machine Learning puede realizar recomendaciones de productos a los compradores según sus hábitos de compra.

El Machine Learning  también es utilizado para predecir las acciones de terroristas y así evitar ataques en lugares con presencia de estos grupos.

El Machine Learning es un factor importante en los servicios de búsqueda como Google, el cual personaliza los resultados en base de lo que aprende de nosotros como por ejemplo el historial de búsquedas y navegación.

Sin duda, el Machine Learning está demostrando ser una poderosa tecnología. Robots de ciencia ficción capaces de trabajar a la par de los humanos ya no son un sueño. Las aplicaciones potenciales del Machine Learning en el futuro son casi ilimitadas.