Si bien las bases de datos relacionales proporcionan una buena estructura y accesibilidad para la mayoría de los datos, también tienen limitaciones que han dado lugar a una nueva clase de bases de datos que abordan necesidades específicas para manejar recursos de datos extremadamente grandes o complejos.

Estas nuevas bases de datos no usan las tablas, campos y filas como en las bases de datos relacionales, y no requieren establecer un esquema (un plan de base de datos altamente ordenado) para configurarlas. Estas bases de datos son llamadas “NoSQL” que están diseñados para superar desafíos específicos de administración de datos, como proporcionar acceso rápido a datos de las aplicaciones en tiempo real, ordenar los datos en formatos no tradicionales o evitar los costos y tiempo de respuesta requerido para desarrollar un esquema de base de datos convencional.

Principales clases de base de datos NoSql

Familias de columna: estas son las bases de datos NoSQL que más se parecen a las bases de datos relacionales convencionales. Almacenan datos estructurados en columnas individuales (en lugar de tablas). Son eficientes para datos generados por la máquina, fuentes de datos estructurados demasiado grandes para estar en una sola computadora y para consultas de datos rápidas. Entre ellos se encuentran:  Cassandra and Apache Hbase (parte de la familia de Hadoop).

Documento: estos se basan en el almacenamiento de documentos, en lugar de datos estructurados. Son buenos para datos no estructurados, como texto abierto en una carta o correo electrónico, o semiestructurados, como documentos académicos. Entre ellos se encuentran:  MongoDB and Apache Couch DB

Gráfico: utilizan una estructura de gráfico, esencialmente un diagrama de las relaciones dentro de los datos, en lugar de tablas. Son buenos motores de base de datos para impulsar aplicaciones web que deben proporcionar información muy rápidamente (compras en línea o las plataformas de redes sociales). Entre ellos se encuentran: Neo Technology’s Neo4J and Microsoft’s Horton

Clave-valor: están diseñados para el desarrollo de aplicaciones simples y fáciles. Son buenas para situaciones en las que se necesita que una aplicación que ha sido desarrollada rápidamente funcione, y todas las otras consideraciones vienen en segundo lugar. Entre ellos se encuentran: Basho Technologies’ Riak, y Redis

XML: Son buenos para administrar datos que no se puede ingresar en ningún otro tipo de base de datos, y son una buena combinación cuando se tienen muchos datos en formatos no tradicionales como video y audio. Entre ellos se encuentran: Mark Logic y Sedna

Se recomienda no adoptar ninguna base de datos nueva sin consultar a todos los afectados por el cambio e investigar las opciones en profundidad. Si bien, por ejemplo, una base de datos de gráficos puede hacer que una aplicación web funcione como un rayo, también puede hacer que el análisis de datos sea inaceptablemente lento.

It Process es una empresa que está a la vanguardia de las nuevas tecnologías y cuenta con un equipo calificado de investigadores, capaz de adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y ofrecer las mejores soluciones a nuestros clientes. Visítanos en http://itprocess.cloud/.