A medida que se crea un nuevo dato, cada milésima de segundo, estamos aumentando gradualmente en una era en la que todos los objetos vivos y no vivos aportan valor a otra persona. Ya sea en nuestros hogares, nuestros coches o nuestros cuerpos, todo está generando datos que alguien más quiere y necesita. Sin embargo, el propio acto de recolección de datos no aporta ninguna ventaja real. Para ofrecer un valor sustancial, las empresas deben combinar esta información con todo lo que hace.

Para muchas industrias, la noción de Internet de las cosas (IoT) no es nada nuevo. Durante 30 o 40 años, los fabricantes, proveedores de servicios públicos y minoristas han estado utilizando sensores para rastrear toda la cadena de valor. En aquel entonces, el IOT era relegado a la recopilación de datos operativos de bajo nivel para monitorear el desempeño de las funciones y operaciones básicas de los equipos diarios. En el mejor de los casos, esta información dio una idea de lo que pasó en el pasado y lo que causó un cierto evento.

Tres nuevas realidades refuerzan el valor de IoT

La introducción de grandes volúmenes de datos predictivos, análisis avanzado, y los sensores más asequibles, han transformado el objetivo y la utilidad de la internet de las cosas. El cambio de valor se está moviendo hacia el acceso predictivo y remoto. A su vez, este enfoque permite realizar a la gente cambios en tiempo real en cualquier momento, en cualquier lugar y en cualquier dispositivo e impactar positivamente en el negocio.

Sin embargo, esto es sólo el comienzo. De hecho, hay tres razones principales por las que cada empresa debe considerar la integración de la IoT en sus operaciones, interacciones y estrategia digital en general.

  • Desarrollo

A medida que las empresas continúan recolectando más datos de distintas fuentes, la función de TI se queda con la pesada tarea de integrar dispositivos, fuentes de datos y aplicaciones en toda la cadena de valor. El verdadero arte y ciencia detrás de esta tarea reside en cómo la hiperconectividad permite que esta información se distribuya a través de la red de negocios para evitar silos de datos.

  • Modelos de negocio

Los consumidores esperan que los productos den valor a sus vidas, ya sea en forma de conveniencia, confiabilidad, privacidad o eficiencia. Esta demanda cada vez más popular en todos los mercados B2B y B2C está obligando a las empresas a alejarse del enfoque tradicional de producir, vender y entregar un producto tangible. Más bien, muchas marcas, como Kaeser Compressors y John Deere, están encontrando nuevos y rentables flujos de ingresos en forma de servicios de valor agregado.

  • Comportamiento del consumidor

Seguridad, privacidad, comodidad y adherencia del servicio. Estos son los atributos buscados de la experiencia del cliente. Las personas son cada vez más conscientes de que los datos se capturan, se accede y se analiza a lo largo del viaje del comprador.

Si usted tiene clientes, IoT se aplica a su negocio. Aunque hay una tentación de no hacer nada hasta que todo se establezca, el comportamiento del consumidor es significativamente más avanzado basado en su adopción de la tecnología y su valor percibido.

¿No es hora de incorporar el IOT en su estrategia 2018?

IT Process por medio de la tecnología con la que cuenta puede implementar soluciones de software que le permita a su empresa incorporar el IOT en sus operaciones.