El internet industrial de las cosas surge cuando se aplican las nuevas tecnologías de la internet a la operación de las compañías. Esto es, desarrollar aplicaciones de software que se usan como sitios web (google docs – g suite, los correos de gmail o hotmail, etc) que permitan realizar lar tareas cotidianas de cada una de las áreas de una compañía, tales como, el área comercial, financiera, logística, compras, cartera, entre otras.

Los objetivos principales del internet industrial de las cosas es integrar, optimizar y generar información.

De esta manera, se diseñan aplicaciones de software que implementan los procesos de una compañía, de manera que la información que consolida una área como la comercial, se convierte en el insumo de otra área como la de producción.

Un ejemplo de esto se presenta cuando los clientes de la compañía realizan pedidos de productos o servicios en un portal web, esta información es procesada por el área comercial y redirigida al área de producción en la forma de una orden de producción.

El anterior es un ejemplo sencillo de una aplicación de las nuevas tecnologías de la información, que puede ser llevado a contextos complejos como una empresa manufacturera que requiera modelar e implementar como parte de la herramienta de software su proceso de aseguramiento de calidad, de logística (como almacenamiento, actualización de inventarios, distribución, etc).

Una vez los procesos de la compañía han sido modelados (por medio de BPMN – Business Process Management Notation) e implementados en la plataforma de software, será posible realizar la trazabilidad completa de la operación.

Gracias a las nuevas tecnologías como el big data, el cloud computing, las aplicaciones móviles, entre otras.

La gerencia de una compañía podrá conocer los tiempos de atención de las ordenes de compra, el tiempo empleado en producir los productos requeridos por el cliente (LEAD time), el inventario disponible, los tiempos empleados en la distribución de los productos y si se cuenta con personal en calle, como por ejemplo la fuerza de venta, se puede conocer la geoposición de los vendedores, los tiempos de atención, entre otros.

Cabe resaltar que la información a la que se hace referencia, se genera en tiempo real, es decir, ya no es necesario solicitar informes a las áreas encargadas y esperar días o semanas por su elaboración.

En un módulo de reportes se puede conocer la información que se requiera y acceder a ella en forma de analytics, que son gráficos de curvas, de tortas o barras (y otros más complejos) que se actualizan en la medida en que se desarrolla la operación.

La ventaja que representa la disponibilidad de información en tiempo real radica en el hecho de que se podrá tomar desiciones en el momento oportuno, e incluso se puede llegar a anticipar situaciones que perjudique a la compañía, como por ejemplo, el desabastecimiento de materia prima, disminución de ventas en un día particular (y enviar en tiempo real autorización de descuentos o promociones a la aplicación móvil de los vendedores en calle), retraso en la atención de solicitudes de compra de los clientes, entre otros.