Los sitios web no aparecen solos en la parte superior de las páginas de resultados de los motores de búsqueda. ¡Si quieres lograr esto necesitas una estrategia para que tu sitio esté posicionado!

Un sitio web sin un plan estratégico de posicionamiento no tiene sentido comercial y los resultados positivos nunca llegarán.

La creación de un website debe de tener un propósito y metas concretas para saber cómo encaminar una estrategia de posicionamiento con resultados positivos. Uno de los aspectos claves para conseguir dichos resultados es el posicionamiento web, también conocido como SEO (search engine optimization, optimización en motores de búsqueda)

La razón más importante por la que es necesario el SEO es porque hace más útil tu página web tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda, aunque estos últimos cada día son más sofisticados, aún no pueden ver una página web como lo hace un ser humano.

El posicionamiento web es necesario para ayudar a los motores de búsqueda a entender sobre qué trata cada página web y si es o no útil para los usuarios.

Para ver las cosas en perspectiva pongamos un ejemplo:

Tenemos un comercio electrónico dedicado a la venta de libros infantiles, pues bien, para el término “dibujos para colorear” hay unas 673.000 búsquedas mensuales, suponiendo que el primer resultado que aparece tras hacer una búsqueda en Google obtiene el 22% de clics (CTR = 22%), obtendríamos unas 148.000 visitas al mes, el equivalente al 22% de 673.000 resultados.

Ahora bien esas 148.000 visitas se pueden conseguir de dos maneras, por pago o por resultado orgánico, cada hora se realizan 1,4 billones de búsquedas en el mundo, de esas búsquedas, un 70% de los clics son en los resultados orgánicos y el 75% de los usuarios no llegan a la segunda página de búsqueda en Google; si tenemos en cuenta todo esto, vemos que son muchos clics al mes para el primer resultado.

El posicionamiento web o SEO es la mejor manera de que los usuarios te encuentren a través de las búsquedas orgánicas. Con esto lograras que tu página web sea relevante, útil para los usuarios que buscan lo que tu les ofreces.

¿Cómo funcionan los motores de búsqueda?

El funcionamiento de un motor de búsqueda se puede resumir en dos pasos: rastreo e indexación.

Rastreo

Un motor de búsqueda recorre la web rastreando con bots (robots), que recorren todas las páginas a través de los enlaces (de ahí la importancia de una buena estructura de enlaces) al igual que haría cualquier usuario al navegar por el contenido de la Web.

Los bots pasan de un enlace a otro y recopilan datos sobre esas páginas web que proporcionan a sus servidores. El proceso de rastreo empieza con una lista de direcciones web de rastreos y de sitemaps proporcionadas por otras páginas web.

Una vez acceden a estas web, los bots buscan enlaces a otras páginas para visitarlas. Los bots se sienten especialmente atraídos por los sitios nuevos y a los cambios en las web existentes.

Son los propios bots los que deciden qué páginas visitar, con qué frecuencia y cuánto tiempo van a rastrear esa web, por eso es importante tener un tiempo de carga óptimo y un contenido actualizado.

Indexación

Una vez que un bot ha rastreado una página web y ha recopilado la información necesaria, estas páginas se incluyen en un índice donde se ordenan según su contenido, su veracidad y su relevancia; de este modo cuando hagamos una consulta al motor de búsqueda le resultará mucho más fácil mostrarnos los resultados que están más relacionados con nuestra consulta.

Al principio los motores de búsqueda se basaban en el número de veces que se repetía una palabra en una página, al hacer una búsqueda rastreaban en su índice esos términos para encontrar qué páginas los tenían en sus textos, posicionando mejor la que más veces los tenía.

Actualmente, los motores de búsqueda son más sofisticados, y basan sus índices en cientos de aspectos diferentes como la fecha de publicación, si contienen imágenes, vídeos o animaciones, microformatos, etc. Ahora dan más prioridad a la calidad del contenido.

Una vez que las páginas son rastreadas e indexadas, llega el momento en el que actúa el algoritmo: los algoritmos son los procesos informáticos que deciden qué páginas aparecen antes o después en los resultados de búsqueda.

Una vez realizada la búsqueda, en cuestión de milisegundos, los algoritmos son capaces de buscar en los índices y saber cuáles son las páginas más relevantes teniendo en cuenta cientos de factores de posicionamiento.

Es por esto que la optimización del website tiene mayor importancia. Los motores de búsqueda ahora quieren más calidad en los contenidos.

Las estrategias de posicionamiento web ayudan a que el rastreo e indexación sea más rápido, eficiente y económico.