Actualmente cuando se habla de Desarrollo Web muchas personas tienden a confundir el término con el de diseño web, están muy relacionados pero su significado es diferente. Generalmente el desarrollo web se divide en la codificación del lado del cliente, cubriendo aspectos como el diseño, y la codificación del lado del servidor, que cubre la funcionalidad del sitio web y los sistemas back-end.

Codificación del lado cliente

Es importante destacar en esta etapa el diseño web que se refiere a la apariencia visual ya sea de un sitio web o una aplicación web y con frecuencia implica el diseño de los elementos gráficos como la tipografía, los  colores, los tamaños, las proporciones y la navegación.

El diseño web se suele realizar con herramientas gráficas como Adobe Ilustrator, photoshop, entre otros de la suite Adobe Creative Cloud y otro ejemplo de esta herramienta es Corel Draw. El profesional que realiza el diseño web ya sea para una aplicación web o para un sitio web se le conoce como Diseñador.

El producto final del diseño web normalmente no incluye código fuente, puede ser un imágen en distintos formatos y es utilizado por el desarrollador como base para el código del desarrollo web.

Codificación del lado servidor

Por otro lado la codificación del lado servidor del desarrollo web se refiere a la programación necesaria para construir una aplicación web o un sitio web comúnmente conocido como back-end. Está es la parte de la aplicación que no será visible por los usuarios ofreciendo las funciones y características necesarias para poder presentar la información, el funcionamiento correcto y en el formato correcto.

Entre las funciones más comunes que podemos encontrar en este desarrollo son el registro de clientes, los sistemas de gestión de contenidos, comercio electrónico y las aplicaciones de bases de datos es lo que permitirá a los usuarios interactuar con la aplicación.

El desarrollador web cuenta con conocimientos en programación HTML, CSS, JavaScript, Jquery entre otros, es importante tener en cuenta muchas consideraciones de seguridad, como la comprobación de errores de entrada de datos a través de formularios, salida de filtrado y cifrado. Prácticas malintencionadas pueden ser ejecutadas por usuarios con mala intención.

Los scripts pueden utilizarse para explotar sitios web al permitir el acceso no autorizado a usuarios malintencionados que tratan de recopilar información como direcciones de correo electrónico, contraseñas y contenido protegido como números de tarjetas de crédito.

Parte de esto depende del entorno del servidor en el que se está ejecutando el lenguaje de secuencias de comandos, como ASP, JSP, Perl, PHP, Python, Perl o Ruby y, por lo tanto, no es necesario que el desarrollador web los mantenga.

Si algún formulario de contacto se proporciona en un sitio web debe incluir un campo de captcha que impide que software de relleno automático de formularios usen cuentas de correo electrónico para el envio de correo spam.

El desarrollo web también ha impactado la creación de redes personales y el marketing. Los sitios web como las aplicaciones web ya no son simplemente herramientas para el trabajo o para el comercio, sino que sirven de manera más amplia para la comunicación y las redes sociales.

Para conocer un poco más a fondo como se debe llevar el proceso de un desarrollo puedes ir al siguiente enlace: http://itprocess.cloud/primer-proyecto-software/