En el artículo anterior se dio una breve introducción a Big Data explicando en qué consistía. A continuación vamos a hablar sobre el funcionamiento del Big Data.

¿Cómo funciona el Big Data?

 

El Big Data trabaja sobre el siguiente principio, entre más se tiene conocimiento sobre una situación, con más confianza podemos obtener nuevos conocimientos y hacer predicciones sobre lo que sucederá en el futuro.

Mediante la comparación de conjuntos de datos, nuevas  relaciones que inicialmente se encontraban ocultas empezarán a aparecer. Estas relaciones nos permitirán el aprendizaje y la toma de decisiones.

Comúnmente esto se hace a través de un proceso que implica la construcción de modelos en base a los datos que podemos recoger, y luego correr simulaciones, ajustar cada vez más el valor de puntos de datos y el seguimiento de cómo afecta a nuestros resultados.

Este proceso es automático mediante la tecnología analítica avanzada que hoy en día ejecutará millones de estas simulaciones. El proceso ajustará todas las variables posibles hasta que encuentre un patrón o una idea que ayuda a resolver el problema que está trabajando.

Cada vez, los datos ingresan en una forma no estructurada, esto significa que no se puede poner fácilmente en tablas estructuradas con filas y columnas.

Muchos de estos datos están en forma de fotos y videos a partir de imágenes de satélite o fotografías subidas a Facebook o Twitter, también comunicaciones por correo electrónico y la mensajería instantánea y grabaciones de llamadas telefónicas.

Para darle sentido a este tema, los proyectos de grandes volúmenes de datos a menudo utilizan el análisis de vanguardia, la participación de la inteligencia artificial y aprendizaje automático.

El reconocimiento de imágenes o el procesamiento del lenguaje natural se da al momento de enseñarle a los ordenadores a identificar lo que un dato representa, por ejemplo que puedan aprender a detectar patrones mucho más rápido y confiable que los humanos.

Una fuerte tendencia en los últimos años ha sido la entrega de herramientas de datos grandes y tecnología a través de una plataforma de “as a service”.

Las empresas y organizaciones alquilan a los proveedores de servicios cloud de terceros servidores espaciales, sistemas de software y capacidades de procesamiento. Todo el trabajo se lleva a cabo al proveedor de los sistemas de servicios y el cliente simplemente paga por lo que fue utilizado.

Este modelo está llevando a una gran transformación basada en datos accesibles a cualquier organización que reduce la necesidad de gastar grandes sumas de dinero en hardware, software, instalaciones y personal técnico.

Tal vez te pueda interesar el artículo de introducción al Big Data Big data: ¿En que consiste?