A menudo, los ciberataques individuales tienen éxito porque las personas no se protegen contra los tipos de amenazas más comunes, como los correos electrónicos de phishing y los sitios web maliciosos. Otros son presa del fraude debido a errores cometidos en las redes sociales y algunos ni siquiera se dan cuenta del fraude porque no controlan apropiadamente sus cuentas bancarias. Hoy en día es más importante que nunca estar un paso por delante de los ciberdelincuentes.

1.Contraseñas seguras

Una estrategia robusta de contraseñas es su primera línea de defensa contra los piratas informáticos. Sus contraseñas deben ser únicas e incluir una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Además, evite reutilizar contraseñas en varios sitios. Haga un hábito de cambiar contraseñas regularmente.

Para proporcionar otro nivel de seguridad, además de su nombre de usuario y contraseña, algunos servicios permiten activar la autenticación de múltiples factores. Si habilita esta función, se le pedirá que registre su dispositivo personal y lo agregue a su perfil en línea del servicio. Cada vez que se utiliza un dispositivo no registrado para iniciar sesión en su cuenta, se requerirá la entrada de un código de acceso único que se envía a un número de teléfono que ya está registrado. Este factor adicional de autenticación puede ayudar a evitar que los usuarios no autorizados puedan acceder a su cuenta.

2.Escepticismo significa seguridad

Fuera de los problemas de contraseñas, dos tipos comunes de amenazas de las que los consumidores son presa son el phishing y el software malicioso (“malware”).

El phishing ocurre cuando un atacante intenta adquirir fondos, robar información personal o instalar malware enviando un correo electrónico que parece provenir de una fuente legítima, como una institución financiera, una agencia gubernamental o un proveedor de tarjeta de crédito. Algunos correos electrónicos le piden a la persona que haga clic en un enlace incrustado en el mensaje para verificar una cuenta, contraseña u otras credenciales. El enlace a menudo va a un sitio web falso que parece legítimo, incluso hasta los logotipos exactos y el diseño de sitios legítimos.

Otros correos electrónicos le piden al usuario que haga clic en un archivo que luego descargará malware en la computadora del usuario. A menudo, estas comunicaciones tendrán un sentido de urgencia inusualmente fuerte para aterrorizar al usuario y hacer que actúe rápidamente sin tomarse el tiempo para verificar si la correspondencia es legítima.

La mejor defensa es evitar hacer clic en enlaces sospechosos sin confirmar la identidad del remitente o verificar el mensaje con la organización mencionada en el correo electrónico.

Finalmente, puede infectarse con malware de otras maneras, como hacer clic en enlaces no verificados en mensajes de texto, mensajes de redes sociales y sitios web. Tenga cuidado con los sitios que piden a los visitantes que instalen un programa de software nuevo o “crítico” para acceder al sitio, ya que esto podría ser un intento de infectar su computadora con malware. En pocas palabras: no importa cuál sea el mensaje, tenga especial cuidado al hacer clic en enlaces.

3.Reducir al mínimo la información publicada en redes sociales

Al usar las redes sociales o comprar en línea, tenga cuidado de compartir información personal como su fecha de nacimiento, lugar de nacimiento, contraseñas, documento de identidad, números de teléfono, números de tarjetas de crédito, cuentas bancarias y otra información financiera.

Incluso la solicitud más inocente podría estar intentando engañarte para que proporciones datos cruciales. Una estafa reciente en las redes sociales involucró engañar a los usuarios para que revelaran su edad, el nombre de su mascota y el modelo del primer automóvil que poseían. Información como esta podría usarse potencialmente para tratar de adivinar contraseñas o preguntas de seguridad.

4.Controle sus cuentas bancarias

Incluso la persona más vigilante puede llegar a ser víctima de ataques cibernéticos que resultan en fraude. Es por eso que siempre es una buena idea vigilar sus cuentas para detectar señales de robo de identidad o compras no autorizadas.

Según el banco en que posea su cuenta, podrá generar reportes de manera online de todos los movimientos realizados e informar a su banco sobre movimientos sospechosos, esta es una precaución importante de realizar de manera periódica, de igual manera los bancos realizan análisis de comportamiento para ayudar a detectar compras por fuera de sus hábitos comunes, como por ejemplo compras desde otros países.

La seguridad digital es un aspecto importante en el mundo actual, tomar las precauciones necesarias evitará que sea víctima de los delincuentes digitales.